Qué tener en cuenta a la hora de elegir congelados de calidad

Los productos congelados son un gran aliado para poder llevar una dieta variada y saludable sin dedicar horas a la compra y la cocina.

El acelerado ritmo de vida actual y el aumento del precio de los alimentos han propiciado que los productos congelados hayan ganado cada vez más peso en la dieta de los españoles. Las ventajas de los productos congelados los convierten en una opción muy práctica; sin embargo es fundamental confiar únicamente en marcas que nos garanticen los máximos estándares de calidad.

Una de sus principales ventajas es que prácticamente todo tipo de alimentos pueden ser congelados, desde verduras y frutas, a carnes, pescados y mariscos; así como platos precocinados. Prueba de ello es el amplio catalogo de Manumar, todo un referente del sector de los congelados desde hace más de tres décadas, cuya oferta incluye también productos sin gluten aptos para celiacos y propuestas para veganos. 

Gracias a la innovación constante en las técnicas de congelación es posible conservar los alimentos frescos durante más tiempo y manteniendo intacto su sabor. Esto supone un importante ahorro de tiempo y dinero para los consumidores. Por un lado, los congelados hacen que no sea necesario ir a diario a la compra para adquirir alimentos frescos como fruta, verduras o pescado; y por otro, evitan que haya que pasar horas en la cocina para poder disfrutar de suculentos platos elaborados. 

Otra ventaja que ofrecen los congelados es que permiten al consumidor acceder a alimentos que proceden de otros continentes o que solamente están disponibles una determinada temporada del año. Además los precios de los productos congelados se suelen mantener más constantes independientemente de la temporada o las fechas especiales. Por todo ello, los congelados se convierten en un gran aliado para poder llevar una dieta sana sin que se resienta el bolsillo y sin tener que invertir muchas horas cocinando. 

Consejos para comprar productos congelados de calidad 

Si bien los productos congelados resultan muy prácticos; debemos prestar especial atención a una serie de factores para garantizar la seguridad y asegurarse que los alimentos conserven su sabor, valor nutricional y propiedades organolépticas.

El primer punto a la hora de obtener productos congelados de calidad es la selección de las materias primas. Por ello, empresas como Manumar colaboran únicamente con proveedores y agricultores de su plena confianza para asegurarse la frescura de sus productos. El consumidor, dede comprobar el etiquetado del producto y comprobar la fecha de congelación y de caducidad o consumo preferente; así como las indicaciones del fabricante sobre almacenamiento y preparación.

Los  métodos de congelación y preservar correctamente la cadena de frío son claves para proteger la frescura y la calidad de los alimentos. Resulta fundamental mantener los productos a una temperatura óptima y estable durante todo el proceso de elaboración para poder conservar su correcta textura, sabor y nutrientes, protegiéndolos de cualquier posible proliferación de bacterias.

Todo ello se debe garantizar también durante el proceso de distribución; por lo que es necesario que los fabricantes cuenten con infraestructuras de almacenamiento y transporte refrigerado de calidad. Para comprobarlo, los consumidores deben observar los envases para asegurarse de que estén intactos, limpios y sin roturas. No se deben adquirir productos congelados con escarcha o que al tacto resulten blandos o apelmazados; ya que estos signos denotan que la cadena de frío puede haberse roto en algún punto del proceso. Del mismo modo, es recomendable dejar la sección de congelados para el último momento de la compra, justo antes de pasar por caja, y contar con bolsas especiales para productos refrigerados que permitan mantener la temperatura correcta hasta llegar a casa. 

Productos congelados sin gluten

Cada vez es más común que algún miembro de la familia padezca algún tipo de intolerancia o alergia alimentaria. Conscientes de esta realidad, el mercado de los productos congelados va introduciendo poco a poco nuevas propuestas destinadas a los consumidores con necesidades especiales o restricciones alimentarias. 

La valenciana Manumar ha sido pionera en el desarrollo de este tipo de referencias y gracias a su equipo, altamente cualificado, y a sus innovadoras técnicas, cuenta ya con una amplia gama de productos y platos aptos para celíacos. Desde bases para pizza a irresistibles churros lazo, pasando por una exquisita lasaña de carne, o unas sabrosas albóndigas de bacalao, para que sus clientes no tengan que privarse de nada. 

En definitiva, los avances en el mercado de los congelados y los platos precocinados hacen que ni los paladares más exigentes puedan resistirse a sus evidentes ventajas en el día a día. Tal y como hemos visto, el congelador puede convertirse en el mejor aliado para diversificar el menú de nuestro hogar y disfrutar de una dieta saludable al mejor precio y sin tener que invertir mucho tiempo y dedicación. Eso sí, se debe confiar únicamente en marcas de primer nivel, que nos garanticen la óptima calidad de los alimentos y prestar atención a la hora de comprar y conservar los productos congelados para poder disfrutar de su gran sabor.

Written By
More from Margot
Ideas para hacer una merienda entre amigos sin gluten
¿Has organizado una cena a la que asiste tu amigo celíaco y...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *